lunes, 7 de septiembre de 2009

LA TIRANIA DEL AMADO

Intento ver por tus ojos, mirar donde tú miras, oír como tú oyes. ¿De qué color ves esos coches que acaban de atravesar nuestra conversación? ¿Ves la estela de color que han dejado a su paso?.
Caminamos con nuestras miradas perdidas; la tuya en el infinito que se abre en las baldosas rojas, blancas y azules; la mía tras la tuya.
Observo los árboles, los edificios, la calle mojada, el brillo del agua en todas partes. Me detengo un instante y pasas delante de mí.
Tu espalda, tu pelo...
eso no lo puedes ver.

No hay comentarios: