martes, 11 de mayo de 2010

HORARIO LABORAL

Enchufo el molinillo porque no me apetece escuchar nada, a nadie, sus conversaciones de personas extrañas -he ido a comprar paños de cocina y he comprado una sábana, estaba a mitad de precio.-
El ruido del molinillo monopoliza el bar, no se escucha ni siquiera la CNN, en la tele, todo el día dando noticias.-¿Tienes sacarina?- por dios, vaya pregunta, una de esas que te saca la cara de subnormal y te dan ganas de responder con otra pregunta: -¿y tú? ¿tienes memoria para acordarte de que tomas el café con sacarina?
Un día espléndido.
Un sol brillante.
Y una barra delante de mis pies, imposible pegarle una patada, tal vez una pataleta.
Apago el molinillo, se van.

No hay comentarios: