martes, 26 de octubre de 2010

Reunión de padres

En la sala no cabía ya nadie más, estábamos todos los padres posibles, también los imposibles estaban, sentados. Cabezas delante de cabezas, yo estaba sentada en la penúltima fila y la cabeza de delante de mí me impedía ver la macro pantalla de la sala de audiovisuales. Cuando yo iba al colegio sólo había "salón de actos". La macro pantalla de audiovisuales. Las maestras se partieron el trabajo, explicaron al cincuenta por ciento cuáles eran los objetivos del curso, cómo iban a aprender nuestros hijos y qué harían ellas para conseguirlo. Y cuando ya estabas pensando que la reunión se alargaba demasiado nos pusieron un vídeo con fotos de los niños y una canción. Y apagaron las luces. Esquivé con dificultad la cabeza de delante de mí y miré las fotos que saltaban solas en la gran pantalla. Niños, grandes y pequeños, sonriendo, siempre sonriendo, comiendo la mona, escuchando en el taller de astronomía, haciendo macedonia de fruta, en la enfermería con una pequeña herida, en el comedor desinfectándose las manos, en el patio soltando palomas y globos de colores... Niños... siempre sonriendo...
Y de repente estaba sola con los ojos aguados y sonriendo también.

No hay comentarios: