miércoles, 24 de noviembre de 2010

LA ERA DE ACUARIO

En aquel estruendoso silencio de sábado noche que nos aislaba y hacía bailar al caos insolente a nuestro alrededor, me oigo; pero no pudo con nosotros que nos habíamos secuestrado con sólo una mirada, con unos ojos que exigían otros ojos sujetando el miedo de volver a equivocarse. En aquel estruendoso silencio aún me oigo rogarte -no te vayas sin mí-.
A donde sea, como quieras, en cualquier momento. Ahora. Ya. Pero no te vayas sin mí.
Y tú quizás lo supieras entonces cuando me viste pasar delante de ti con los tacones al vuelo y la risa dócil. Sin conocerme apenas pero sabiéndome del todo.
-No me iré sin ti a ningún sitio, nunca-.
Bailaban en mi mano como palabras sobre un papel blanco tus dedos y decían TE AMO, bailaban en mi mano y yo pude leerte en mi palma como un destino.
Qué hacemos aquí borrachos de música y multitud, el mundo en su locura nos ignora, salgamos.
Y entramos cada uno en una noche que fue la nuestra y salimos de la mano de aquel bar conduciendo nuestros pasos al mañana.
Sin camino.
Sin mirarnos.
Sin palabras.

1 comentario:

Dg... dijo...

porque se llama "la era acuario"?

espero tu respuesta!