lunes, 27 de diciembre de 2010


No tendría que estar triste...
Hoy el día amaneció brillante y muy frío, tal vez si no me hubiera puesto esta camiseta no se me escaparía el calor por las rayas blancas. El frío me entumece los párpados, casi no puedo levantarlos y la navidad me amenaza son su insensible jou, jou, jou¡¡¡¡ sonríe¡¡ sonríe¡¡
Pero no tengo ganas, hoy sólo tengo miedo de que cualquier día a fuerza de asomarnos al precipicio, en un arrebato insensato de valentía...
saltemos...
y caigamos.
Debería estar contenta.

7 comentarios:

claudia dijo...

en tu texto se siente el frìo, la tristeza que amenaza con hacernos saltar al abismo/ los párpados entumecidos el miedo a ser valiente y decir "estoy triste"...entre tanta alegría prefabricada.

inma ortiz dijo...

un abrazo guapa

bixitoluminoso dijo...

un besito (navideño o no, como tu quieras) pero cargado de mucha, mucha energia y buenas vibraciones...

inma ortiz dijo...

gracias, MUA

María dijo...

El frío de las rayas blancas de tu camiseta cala los huesos y paseas por el límite de la esperanza.
Hermosa y triste reflexión... La navidad trae a veces, estas cosas.
Un beso.

inma ortiz dijo...

gracietes maria, un beso.

el desencanto enmascarado dijo...

inma este es un lugar interesante,me ire pasando...un saludo