sábado, 31 de diciembre de 2011

12





Por reír y por no reír,

por aquella amistad que nos retrató mirándonos,

por el amor verdadero, el del pellizco en el estómago.

Por mi hermana bonita que la adoro,
por mis padres todoterreno.

Por ti.
Por mí.

Por el amor de mi vida que me la robó al nacer,
por su primera palabra y su primera sonrisa.

Porque me necesita para agarrarse al mundo.

Por mis raíces que no se desarraigan del todo.

Por la música y el cielo de mi pueblo.

Por ti.

Por mí.

Por todas las cosas que quiero hacer.

Porque este blog no se muera.

Por mi casita "piripi"

meciéndose al viento al borde del acantilado.

Por el mar que ruge bajo mi ventana,

por el sol de noviembre que calienta mi nariz

y la arena enredándose entre los dedos de mis pies.

Por los aviones que cruzan la noche sobre mi cabeza.

Por pasear cogidos de la mano a oscuras en un descampado.
Por la poesía
y el azúcar en el café solo.
Porque hablemos hasta agotar todas todas las palabras.

Por mi niña bella, eso ya lo he dicho.
Porque respiro y vibro y siento.

jueves, 29 de diciembre de 2011

en el país de las vacas sin ojos



Ser mujer no es un problema para viajar sola por la India. El problema es ser persona.

Al contrario, siendo mujer y vistiendo el sari, las mujeres se acercarán a mí y ellas, que pocas veces hablan inglés, porque pocas veces van a la escuela, hablarán con sus sonrisas, me arreglarán el sari, esa prenda casi imposible de poner sin alfileres, ni nudos, sostenida en el aire como un milagro que sólo una mujer india sabe hacer. Ellas lo harán por mí todo el tiempo. Me darán a sus hijos para que los alce en brazos y me descubrirán que ser mujer es una raza universal, una raza de oprimidos que hace crecer la hierba y salir el sol. La raza que consigue en todo el mundo que los niños lleguen a mayores.

EN EL PAÍS DE LAS VACAS SIN OJOS

Eugenia Rico.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

PLANETA

Vestís, entre recuerdos aplastados
en el tumulto cotidiano,
entre las voces poderosas de la ciudad
que no es capaz de arrancar sin nosotros,
vestís mi vida de ilusiones
que pasan y que vienen sin intención.

En el papel blanco por fin la encuentro,
mi letra, frágil.
Como una amistad que el tiempo traga
y esconde en su garganta.
Encantada de volver a verte,
sin recordarte pero sin haberte olvidado.
Baila un instante con mis dedos
y por fin se adueña de mí.
Me contenta.

Te conocí y faltaban aún diez años
y ahora eres cinco más grande que yo.
Me abandono en mi decrecimiento
porque quiero despertar entre tus brazos
cuando estalle el mundo.
Y estallará porque lo odio
como si volviera a ser una adolescente.
En este aspecto arcaico de mujer
donde me imaginé un día
sin pensar que venía hacia aquí,
en este aspecto me detengo.
Me miro los ojos, la mandíbula afilada,
el rostro sesgado hundiendo mis mejillas
y soy yo. Sí, soy yo.
Tras los veinte años en los que cerré los ojos
y pedí un deseo...
parece que haya despertado hoy de mi sueño.
Y me parezco hermosa y honda
y circular como un planeta.
Y me parezco mucho a ese de mujer
que tienes y que no conoces.

martes, 20 de diciembre de 2011

a vint-i-cinc de desembre


Fun...
Encendemos lucecitas colgadas de pinos sintéticos, cada año.

Hay que guardar el secreto, pequeña, los niños merecen la magia.
Volveré a comer turrón.

Dices que el día 25 nieva, aquí no,

sí ya verás, nieva.

Tu nariz está helada,
pégala un ratito a mi cara
a ver si así se calienta.
Fun, fun, fun.

lunes, 28 de noviembre de 2011

BARES, QUÉ LUGARES


Mi corazón late despacito, lo oigo al compás de tus pasos. Si todos callaran tú también podrías oírlo. Lo traigo en el bolso porque me ha dado miedo de perderlo en ese beso que aún no me has dado. Disfrazada de normal he venido para contarte alguna cosa y sobre todo para verte hablar delante de tu cocacola y dejar que mi mente divague en tus palabras, esperar, segura de que sucederá, ese gesto que haces con tus labios que tanto me gusta. Soñando con que tus palabras se vuelvan colores y destiñan las paredes grises de este bar o que se transformen en mis deseos que nunca se cumplen. Que suenen con esa canción que se nos va colando en la conversación y provoca que pares de hablar para escuchar y pronosticar de que grupo se trata, -me gusta- dices. Tú me gustas también como suenas entre los sorbos de mi café. Te comería ahora mismo como si fueras la galleta que descansa en el borde del platito pero me limito a mirarla y darle vueltas a la cucharilla dentro de mi taza. Me doy cuenta de que aún no he dicho ni una palabra y para enmendarlo suelto un descuidado- bueno, te comería-. Y tú, sin sostener mi mirada dices -hazlo-.

martes, 15 de noviembre de 2011

canción de aniversario


"...incómodos
de no sentir el peso de los años".
J. Gil de Biedma


Son
extrañamente hermosos todavía,
estos labios de hace ahora tres años
y me parece inédito
el gesto de tu beso,
este llegar aquí cada vez más tranquilo,
con la serenidad
del que tiene por cómplice la vida
y su rutina.

Hoy sabemos que entonces,
cuando tus veinte años y mi primer abrazo,
empezamos por ser
sobre todo indecisos: la tímida torpeza
de la primera noche
y la dificultad
con que dejar las manos
en el hábito infiel de nuestros vicios.

Ahora
extrañamente hermoso estar aquí,
demasiado a menudo y decididos,
incómodo
de no sentir el peso de los años
aprendiendo contigo la premeditación
y escribiendo en tu piel mi alevosía.

Porque suele haber bancos donde se espera siempre,
aceras que prefieres por costumbre
o líneas de autobús al mediodía.

Y sin embargo tú
reapareces inédita en tu gesto
para decirme hoy
que le conteste al tiempo y sus preguntas
el práctico saber que tienes de mi cuerpo.

Luis García Montero.

sábado, 12 de noviembre de 2011

EL ESPECIAL DE LA CASA


En mi armario andan colgados unos cuantos vestidos sin estrenar, como lamentos inútiles, lacios mecidos por la calma. Mis manos abren y cierran el armario, se airea de vez en cuando, se prueban y se desaprueban. Alguna noche me pinto los labios pero sigo siendo la misma. Tras las gafas oscuras unos ojos cerrados, así nadie me ve. Me tomas la mano y la rozas apenas con tus labios y yo hago una reverencia y el salón se llena con mi risa y tus ojos cantan entre los destellos de neón. Pero qué tristeza cuando en un cortado va laminado el corazón. Con dos azúcares por favor que esta puta vida no está para que la edulcoren.
Y me gritan desde fuera -¡el especial de la casa joven!.
El especial de la casa soy yo.
Soy yo.

viernes, 28 de octubre de 2011


No desaparece entre los días brillantes de verano, ni de la agenda donde anotamos los aniversarios, ni se esconde detrás de tantas esquinas que se quedaron por doblar. No desaparece de las canciones, ni se escapa entre las ramas desnudas de los árboles, ni de los libros. No me quedo sin ella cuando me hundo en el colchón y el mundo pesa como si fuera tu cuerpo, ni se la beben en diminutas tazas de café disueltas en el líquido negro. No me la he fumado en tantos cigarros que aplasté en el cenicero ni me la bebí en alguna neurona mezclada con tequila. Existe. Sigue aquí. Y me convence cada mañana para ponerme los calcetines, subir las escaleras y con mal genio, como siempre, rodar la llave y abrir. La veo en tus ojos detrás de tu flequillo negro con la chispa de la vida centelleando en tus pupilas. La oígo en las carcajadas vacías de la gente en la terraza. Me rodea la cintura aplástandote contra mí.

Tendrás algún día que invitarme a salir,
mirar el suelo en tu paseo mientras yo miro la punta de tus zapatillas,
tus manos clavadas en los bolsillo huyendo de rozarme.
Tendrás que invitarme a salir
y te diré bajito: esta noche te beso.
Y te besaré, te lo prometo.

viernes, 21 de octubre de 2011


El colegio huele a virutas de lápiz y a plastelina, nada más entrar me da la bienvenida. Yo he estado aquí, pienso, aunque sea otro colegio, aunque esté a 800 kilómetros.

martes, 18 de octubre de 2011


estupendo gracioso vértigo siempre propinas domingo gracias sí anulado por qué mentira ausente colorido sol levadura extranjero miércoles sal pura defrente cobarde algo quizás por qué alcabo siempre dolorido vértigo mentira dentro lágrima esgrima batalla caféconleche alomejor vente quierodecir asustada entonces aun mañana perocómo espeluznante satén algarabía encuentros esquinas páramos carretera luceslargas alomejor enhorabuena lástima lupa color amargo bisexual golondrina ascensor mosquito monitor piruleta rímel bíceps exterior tabaco hecho salgo bienvenida violación entorno asqueroso negro decidme nolologro estornudo nadar espalda ciego violento atmósfera estornudo sacapuntas viernes lástima vértigo viernes vienes vamos alrededor enjaulado quiéreme niunapáginaenblancomás

viernes, 14 de octubre de 2011

NOTA

Con mis piernas colgando me quedé muda de sorpresa y encantada, allí sentada en la estructura de una casa dominando la cima de la montaña, escondida entre pinos, con las vistas más bonitas que había visto hasta entonces, tocando el cielo y sus cienmil estrellas. Abordando el mar como una pequeña barca, rompiendo en silenciosos destellos su uniformidad. Tu sonrisa también se reflejaba, se zambullía haciendo piruetas en la orilla y recuerdo perfecto ese momento porque pensé -yo quiero estar contigo-. Pero seguí en silencio y escuchando todas las explicaciones que me dabas sobre las luces de la derecha bordeando la costa, los nombre de todos los pueblos que podíamos avistar desde allí, a dónde conducían las carreteras que podíamos distinguir. El Faro que nos hacía guiños como si nos conociera de toda la vida. Volví mi cara para mirarte con las sombras de la noche jugueteando en tus facciones. Parecías más viejo y vi el brillo de tus ojos tan íntimo que te contesté que sí.
Te volviste a mí con tu gesto de niño encantado y me dijiste -ya lo sé-.

viernes, 30 de septiembre de 2011

...SOL...


Mi amor es pequeño como una nota de música, como una media sonrisa. A veces me cuesta mucho hacerlo levantar, despegarlo de las sábanas y que se sacuda la morriña de lo cotidiano. Es pequeño como un tic que no aprecias, como esos miles de pensamientos a los que no prestas atención. Muchas veces me lo dejo olvidado en el "vacíabolsillos" o me ducho con él sin darme cuenta...
Me pone triste y me da otro motivo para que se me salten las lágrimas. Las pobres que se ahogan en mi garganta con un dolor de cabeza.
Mi amor es pequeño como algo que nadie imagina, como el camino a casa que recorres todos los días, como abrir la puerta, como meterte en la cama. A veces le cambio el nombre, lo nombro así o allá, me llena la boca, me pinta los labios, me hace sonreír cuando no me lo creo.
Soy tonta por no ver lo grande que es, pero es pequeño como el perfume que te pones en el cuello, como los pendientes que penden de mis orejas, como cuando le miras a los ojos después de mucho tiempo.
Mi amor.
Es pequeño, no sé ciertamente si mío, prestado, alquilado, devuelto...
No sé de verdad si es nuestro, pero lo busco y te lo doy y lo intercambiamos y lo deformamos y lo pretendemos...
Mi amor es pequeño como un sorbo de agua, incoloro, inoloro, insípido...
Importante.
Inexplicable.
Imprescindible.

martes, 13 de septiembre de 2011

Oz y yo



Descansa su cabeza sobre mis piernas y mis dedos se pierden en su pelo negro
y pienso en él desde fuera, como si nunca le hubiera visto,
como si nunca le hubiera mirado a los ojos.
Qué vamos hacer con nuestros 10 años.
Los llevamos a cuestas como si fuera nuestra maleta,
llena de fotos, velas y alguna colilla aplastada.
Trago saliva entre beso y beso
y recuerdo inexacto el sabor de tantos cafés que apuramos
inverosímiles en mesas redondas como el universo.
La vida escapa insatisfecha y yo te ruego al oído
que no te vayas, como tantas veces...
Mi león cobarde, desvalorizado.
¿Crees que Oz te concederá tu deseo?.
Yo te lo daré todo, lameré tus heridas,
me beberé tu semen.

martes, 6 de septiembre de 2011

Angels


Las cucharillas tintinean contra las tacitas y los platos, abro el grifo y el agua moja mis manos, resbala por ellas refrescándome. Una a una las acaricio con el jabón, las froto bien y la espuma sube, uniéndose con pequeños estallidos a la melodía. -¿Cómo se bañan a los bebés?- sujetas entre tus manos un muñeco negro totalmente desnudo y lo dejas en el lavabo como si fuera su cama. - En unas bañeras especiales para bebés y hay que bañarlos con mucho cuidado porque son muy pequeños y es muy fácil hacerles daño-. Acaricio tu pelo que como siempre está enredado y te quejas malhumorada apartando la cabeza. Te das la vuelta y me rodeas la cintura desnuda enterrando tu cara en mi pecho. -Uummmmmmm, te quiero- me dices. -Yo más- te digo.

lunes, 29 de agosto de 2011

abandono


Abandonamos las tazas de café en el fregadero, tintadas de negro en el fondo, alguna sonrisa en el borde. La gente abandona perros en las gasolineras, ancianos en parques vallados, bebés en cubos de basura...
Abandonamos los objetos usados que ya desgastados se vuelven opacos, joyas olvidadas en el fondo de un joyero. Abandonamos los jerseys de cuello vuelto pasados de moda, los pintalabios usados, los coloretes rotos. Abandonamos a los padres por los hijos. Todo es un abandono.
Nos abandonamos a la suerte de la vida, abandonamos los estudios y abandonamos libros que son incapaces de ser leídos. Abandonamos el primer amor, los discos de vinilo ahí se enfilan abandonados. Abandoné mil papeles en un cajón.
Abandoné sueños y años y noches en luces de colores y risas exageradas.
Abandonamos tareas anotadas en agendas inútiles, las dietas, las religiones, los cigarrillos después de un polvo, el chocolate después de comer. Abandoné a mi marido y mi boda y a mis suegros y hasta mis hijos.
Todo es un abandono.
Abandono mi tiempo empeñada en crecer, abandono mi amor por ti, cuidarte, mimarte, guiarte...
Pero el abandono peor es el que llega sin verlo ni oírlo, es el abandono de los ojos que ya no te ven, de los labios que ya no besan, el abandono de lo irreal por lo común, el abandono de lo excepcional por lo corriente, el abandono de creer en ti y de hacer especial todo aquello que tocas.
Todo es un abandono.
Abandono mis pies en la orilla a las olas del mar, abandono allí mis lágrimas saladas, abandono el deseo de encogerme en tus manos.

miércoles, 20 de julio de 2011

Siete años


Que siete años no son nada para que la magia dure, para que la magia exista, para creer...
Que son pocos para que el ratón Pérez pase a ser pura invención, para que Papa Noel se esfume detrás de sus barbas blancas, para dejar de creer...
Como caen unas lágrimas al pozo de la realidad donde todo es verdad y nada nos pertenece, así entre mis brazos, entre sus brazos intentamos darte el calor que te había abandonado, así como un suspenso en el boletín de notas, tan verdad, tan real...
Pero siete años no son nada para seguir creciendo, el mundo es el mismo pero tú ya no eres igual y sentí cómo te alejabas, cómo el sofá donde estábamos sentados se alejaba y tú con tus dos lágrimas preguntabas por qué, -¿pero por qué? ¿pero quién?.
Nosotros, el mundo entero, todos, para que la magia exista, porque no existe y debería existir. Todos nosotros para creer porque no creemos, para ser feliz entre tanto cero a la izquierda y para que los niños tenga la llama de la vida, la mano a la que agarrarse para seguir creciendo, las alas para seguir volando.
Lo sé, que siete años no son nada, que aún esperas que te digamos que papá Noel te está mirando, te traerá un regalo.
Que son pocos para dejar de creer.

A Angels y a Claudia.

sábado, 9 de julio de 2011

Volar volar

Vuela, vuela, vuela...
Veo como tus saltitos te impulsan desde la punta de los pies
y elevan tu cuerpo, tus brazos que dibujan unas alas imperfectas
como tú, como yo...
Vuela.
Das vueltas por el salón en una coreografía inventada,
palomas en las manos, manzanas que alcanzas a la boca,
tu mundo creado con el índice en cada imagen que proyectas
al fondo de la cocina, en el ventanal de la terraza
en el que te reflejas y te ves
y te imaginas.
Vuela.
Tu pelo se mece al compás de tu danza, ligero
como trigo acariciado por una brisa fresca
y tu sonrisa
es la sonrisa del mundo asomando a una supernova
que explota en el centro del universo,
de mi universo amor, mi tierno amor.
Mi pelo enredado, mi ronroneo
mi futuro
mi miedo
mi amor.
Vuela.

jueves, 23 de junio de 2011

Tan poco gesto


Me he sentado en una mesita dentro de mi minibar, la única mesita que mira a la calle. Desde allí se abre un cuadrado que contiene un trocito de acera y un trocito de calzada, una esquina, un escaparate lleno de obras de arte y un banco. Y lo más interesante son los viandantes que van apareciendo por un extremo o por otro, por sorpresa, por casualidad. Hoy en el banco me he encontrado con una espalda ancha azul marino coronada por una cabeza llena de leves onda marrones, con el pelo casi seco, casi mojado. Desde mi silla podía apreciar como se hinchaba su pecho de vez en cuando al coger aire con determinación. He pensado que a lo mejor estaba enfermo o triste. De pronto una chica con una coleta y siempre sonriendo se ha sentado a su lado y no ha dejado de mostrarme su perfil sin quitarle ojo al chico que tenía al lado y lo ha sujetado por el cuello mientras que, sin soltar la sonrisa, le ha dejado en su boca cinco o seis besos. Luego le ha besado en el hombro y ha seguido mirándole con ese amor... ha mirado su frente y luego sus ojos, su pelo y sus labios que ha vuelto a besar y otra vez su frente. Han hablado unas cuantas palabras y se han ido. Ya ves, he pensado, tan poco gesto para tanto amor, a veces cabe en un recuadro. Ya ves, he pensado que tal vez no estaba enfermo, sólo enamorado. Tu pelo casi seco, casi mojado, me ha azotado la nariz y he apoyado mi cabeza en tu espalda mientras el viento de la velocidad lo enredaba todo, a ti a mí a él. Me has susurrado, te voy a comer, y he sabido exactamente a qué te referías. Ya ves, he pensado, tanto amor para tan pocas palabras.

viernes, 17 de junio de 2011

PREMIOS SUNSHINE AWARD

Gracias a que Claudia con su Zona Transicional ha pensado que lo merecía, he recibido este sol de aquí abajo como premio. Ella antes lo recibió de María y yo a su vez tengo que compartirlo para así hacer que siga brillando y que otros también se sientan afortunados. Así que voy a cumplir "las reglas que llevan implícitas":

1.-Agradecerlo a quien nos lo entregó.
MUCHAS GRACIAS CLAUDIA POR TU GENEROSIDAD
2.-Escribir un post sobre el premio (también lo hago a continuación).
3.-Entregarlo a 12 blogs que considere merecedores de tanta luz. A continuación
los detallo uno por uno.




http://bixitoluminoso.blogspot.com/
Dg...
Llámame Otoño
mis fotos.Nuria González
un poco de pintura
Pía Baroja
Globos de Agua♥
Semidirecto al espiritu,directo al corazón.


Muchas gracias a todos por llenar tantos ratitos de poesía y magia, música e imágenes.

"Vine porque ya no encontraba papeles donde escribir,
porque tenía la seguridad de que mi cárcel cada vez se haría más y más pequeña.
Porque las letras ya no se formaban con la tinta de mi boli,
porque sabía que si no volaba mis pies se convertirían en raíces.
Mis pensamientos en ocre otoño, mi voz en un latido..."