jueves, 20 de enero de 2011

la terapia del viernes


El viernes llega como una terapia, como una ola que arrastra al fondo de su mar el desánimo. Está en boca de todos (por fin viernes) y se va paseando de paladar en paladar como pequeños tragos de café, empinas la taza y miras su fondo- por fin viernes. Viernes piensas..... en voz baja. Y se abre el salón, pongo los pies encima de tus piernas y se entrecierran mis ojos, me haces cosquillas, tomamos cocacola, vemos una peli. Y nos dormimos tarde abrazados en unas sábanas de fin de semana.

6 comentarios:

bixitoluminoso dijo...

me encantan ese tipo de tardes del domingo, son tan... reconfortantes

inma ortiz dijo...

yeessss¡¡¡¡

claudia dijo...

"Las sábanas de fin de semana" y los cuerpos de fiesta. La mejor terapia. Besos

Pía Baroja dijo...

Qué buenas sensaciones traen los viernes :) Me ha encantado la foto!
A mí también me llama la atención tu foto, la mía es porque tengo unas zapatillas iguales ;) Pero aún me queda una duda: qué te ha llamado la atención de mi nombre?
Gracias por comentar, besos!

María dijo...

Deliciosa forma de describir lo que todos anhelamos... esos maravillosos días en los que no hacemos nada extraordinario sino dejarnos llevar por las pequeñas cosas que realmente nos hacen felices, el sofá, el hombro para dejar la cabeza, la lectura en común de un libro o música... o lo que sea, pero en común y sin prisas.
Un besazo Inmma y mi afecto.

bixitoluminoso dijo...

Gracias por tus comentarios en el blog.

Me hacen muy, muy feliz y siguen dando esas ganas necesarios para no flaquear y continuar el blog.

:)))