sábado, 26 de febrero de 2011

El mundo de Susana

Susana se ha topado de bruces con su tragedia, se ha quedado mirando a la doctora más allá de sus ojos verdes, más allá de sus lágrimas saladas. Y la doctora no entiende que más quiere que le diga, de qué otra manera puede explicarlo, por qué aquella muchacha de 45 años seguía interrogándola más allá de sus lágrimas saladas, más allá de sus ojos verdes.
Susana es de ese tipo de personas que vagan en la frontera de la inteligencia, suficiente pero no lo bastante, normal pero diferente... Siempre ha sentido como nosotros y ha vivido como nosotros pero entre nosotros no hay un lugar definido pare ella. Por eso hoy Susana me ha visto y se ha parado delante de mí, también interrogándome, esperando una respuesta hasta que al final yo le he dicho "¿qué pasa Susana?". Susana ha empezado a explicarme paso a paso todo lo que la doctora le había dicho: que tenía un mioma, que sangraba muchísimo, que se había hecho muy grande, que tenían que operarla, que le quitarían la matriz. Y me ha vuelto a preguntar en silencio con sus ojos, sin una palabra, con su estoicismo, sin una palabra, con todo su cuerpo. "Bueno-le digo- no te preocupes, que te lo quiten y ya está, tu salud es lo primero".
A Susana se le han llenado los ojos de lágrimas que han resbalado fugaces hasta la comisura de su boca y han acabado entre sus labios, inundando una mueca de tristeza infinita.
"No llores" le he dicho. Y ella por fin salvando el nudo que la ahoga en su garganta me ha contestado "Sí, pero tú no sabes la ilusión que yo tenía por tener hijos".
Susana con 45 años, tan normal y diferente, sin un lugar definido entre nosotros, sin un lugar definido, se había topado de bruces con su tragedia, aún quería tener un hijo, siempre querrá tener un hijo, más nunca fue posible. Y a mí me ha roto el corazón y me he bebido sus lágrimas.

8 comentarios:

claudia dijo...

Brutal de sentimientos tu texto, y la amistad como una copa, recogiendo las lágrimas para beberlas en rito compartido de dolor. Besos Inma

bixitoluminoso dijo...

muchos animos para susana de alguien que no conoce del todo su tragedia pero que manda muchos animos para que vuelva a salir el sol por su ventana.

inma ortiz dijo...

gracias a las dos

María dijo...

Susana te ha roto el corazón, como tú me lo acabas de romper a mí, porque Susana es como infinidad de seres que obstinados en su sentimiento, siguen soñando en vivir.
Un beso y preciosa y triste historia.

inma ortiz dijo...

pues sí, es muy injusto porque no acaban de encontrar su sitio y desde luego sueñan con vivir y quieren vivir. Un beso.

Marian dijo...

Que pena, no sabía. Muy bonito Inma y muy triste.Para una ilusión que tenía en su vida, que seguramente sería su motor, ahora también se queda sin eso, sin su ilusión.

inma ortiz dijo...

por fin¡¡¡¡¡¡¡

Viva dijo...

Muchas gracias, muy bonito el texto!