miércoles, 9 de febrero de 2011

No, no lo es

No es como todo,
dices que cocinas soles y estrellas, a presión, en una olla.
Que tu café de las mañanas es tan oscuro como el infinito
en el que vemos cada noche cruzarse un par de aviones.
Dices que con tu dedo como estilográfica escribes versos en mi espalda,
que me dejas en los dedos sortijas en forma de besos.
Cuando me llamas por teléfono, dices,
pinchas una canción con mensaje que puedo escuchar de fondo.
Que obras un milagro cada mañana cuando te levantas.
Dices que sí que le pones colonia, ganchos de colores,
calcetines limpios...
Que surcas los mares encima de la alfombra, aventuras siniestras,
amantes encantadas,
melenas pelirrojas rozando tus ingles,
bocas lujuriosas que parecen la mía,
besos de puta que absorben el alma.
Dices que me doblarías como un mapa y me guardarías en tu mochila
para consultarme cuando te pierdas en las tierras sin norte
de tu sur loco, de plenilunio en las cejas,
de mediterráneo por las venas encharcándote los pulmones.
Que me llamarás cuando me veas,
que me buscarás entre la gente,
que me llevarás de concierto, tal vez Iván Ferreiro
o a lo mejor Quique González...
Nos pudriremos en sus tristezas y lloraremos juntos
encendiendo mecheros
como dos adolescentes.
Yo podría salir contigo alguna noche
pero, ¿sabes?
donde mejor estoy es en casa.





6 comentarios:

claudia dijo...

A veces es el mejor lugar para estar
en vez de aceptar tanto "decir", ...y amantes encantadas. Un beso Inma. Me gustó mucho tu post.

Viva dijo...

Claro, como en casa en ningún sitio. ¡Muchas gracias!

María dijo...

Mi querida Inma, qué hermoso poema, en el que entre metáforas de vida vas cantando la realidad de cada día.
No importa el lugar y quizá tampoco el cuando, lo que realmente es maravilloso es el CÓMO.
Un besazo y mi cariño.

inma ortiz dijo...

gracietes a las tres, un beso grande.

bixitoluminoso dijo...

las palabras son mas bonitas escritas que dichas (aunque haya excepciones, claros) pero mejor que palabras hablan los actos. Casi nadie quiere hacer marido y mujer a actos y palabras, y es una verdadera pena.

undiatesacopaquemedeslarazón dijo...

pero, ¿sabes?
donde mejor estoy es en casa, contigo, con vosotras.