jueves, 10 de marzo de 2011

La nota


Se había levantado del sofá y una vez cerrado el libro lo volvió a camuflar en una de las estanterías que formaban su pequeña biblioteca. Se quedó parado delante, ojeando minuciosamente, torciendo la cabeza en busca de poder entender los títulos.
-¿ Qué vas a leer ahora?- le preguntó ella sin levantar la vista de la revista de moda que repasaba perezosa.
-No tengo ni idea-.
Y él siguió su paseo por los lomos de sus libros intentando imaginar qué historias guardaban entre sus páginas, acariciando con el dedo índice cada letra, hasta que lo hincó en uno, decidido y lo sacó de la fila como un privilegiado. Acarició la tapa y susurró el título. Lo abrió y aireó con energía sus hojas y de ellas escapó volátil un pequeño trozo de papel que planeó suave, suave, suave hasta aterrizar sobre la alfombra. Los dos lo miraron caer con intriga y lo cogió del suelo mientras lo miraba ceñudo hasta que su expresión fue cambiando a medida que adivinaba de que se trataba, hasta poder leer mientras que se lo acercaba -te amo, te amo, te amo....- Así hasta agotar la última línea cuadriculada del trozo de papel.
-¿Qué es?- preguntó ella.
Él cogió otro libro de la estantería, lo abrió y volvió a dejar el papel entre sus hojas.
-Una de las cien mil manías de mi ex- dijo dejándose caer en el sofá al lado de ella.-Dejar notitas guardadas para que te las encontrases al cabo de los días.

6 comentarios:

claudia dijo...

cuàntas manìas de las/los ex-s, se pueden encontrar al cabo de lo días...aunque no siempre dicen te amo....Besos Inma

bixitoluminoso dijo...

uhpss, es peligroso leer un libro así (con notita)... Que cambie de libro!

María dijo...

Al cabo de los días y de los años, puedes encontrar cosas como esa escondidas entre hojas de libros largo tiempo olvidados.
Hermoso relato, Inma.
Un beso.

Viva dijo...

Qué manía tan... bonita

nuria dijo...

precioso Inma!

inma ortiz dijo...

hola nuri¡¡¡¡¡