viernes, 29 de abril de 2011


el túnel del paseo se ha empeñado en tapar el sol,
parece más largo

casi infinito

plagiado pedazo a pedazo

pero mucho más bonito

mucho más luminoso.

Los pámpoles coronan mi cabeza de color verde rabioso

y algún destello amarillento cae en mi pelo y resbala con mi paso

por mi chaqueta, por mis vaqueros

hasta el suelo en el se queda como una mancha.

No me detengo
y giro levemente mi cabeza para no perderlo de vista.

Resulta agradable y casi imposible sentarse en la teca caliente

cruzar una pierna por encima de la otra
y observar el mundo
desde su ocioso balanceo.
No me detengo

me cruzo con una niña valiente

provista de la osadía de la juventud

que viste tirantes y sandalias

aún las pieles blancas...

El verano se saldrá con la suya

cumplirá su amenaza.

8 comentarios:

bixitoluminoso dijo...

has vuelto! y con tan agradables sensaciones...

claudia dijo...

Holaaaa!!tanto tiempo, me encantò ese despliegue de color en el texto y las palabras. Buenas tus imágenes te veo sentada balanceando una pierna en instante de ocio. Un beso enorme.

inma ortiz dijo...

hola, gracias.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Me alegro de tu regreso Inma.
Es precioso este texto que nos avanza la dignidad inevitable del largo y cálido verano.
Un beso.

Espérame en Siberia dijo...

Qué hermoso. Enhorabuena por tan bello espacio, encanto.

Recibe muchos besos desde Siberia :D

Espérame en Siberia dijo...

¡Gracias por recomendar mi Blog! :D

♥ Anabel ♥ Salvando a Julieta dijo...

Precioso :) sabe a verano! lo releeré cuando me falte aquí...