viernes, 30 de septiembre de 2011

...SOL...


Mi amor es pequeño como una nota de música, como una media sonrisa. A veces me cuesta mucho hacerlo levantar, despegarlo de las sábanas y que se sacuda la morriña de lo cotidiano. Es pequeño como un tic que no aprecias, como esos miles de pensamientos a los que no prestas atención. Muchas veces me lo dejo olvidado en el "vacíabolsillos" o me ducho con él sin darme cuenta...
Me pone triste y me da otro motivo para que se me salten las lágrimas. Las pobres que se ahogan en mi garganta con un dolor de cabeza.
Mi amor es pequeño como algo que nadie imagina, como el camino a casa que recorres todos los días, como abrir la puerta, como meterte en la cama. A veces le cambio el nombre, lo nombro así o allá, me llena la boca, me pinta los labios, me hace sonreír cuando no me lo creo.
Soy tonta por no ver lo grande que es, pero es pequeño como el perfume que te pones en el cuello, como los pendientes que penden de mis orejas, como cuando le miras a los ojos después de mucho tiempo.
Mi amor.
Es pequeño, no sé ciertamente si mío, prestado, alquilado, devuelto...
No sé de verdad si es nuestro, pero lo busco y te lo doy y lo intercambiamos y lo deformamos y lo pretendemos...
Mi amor es pequeño como un sorbo de agua, incoloro, inoloro, insípido...
Importante.
Inexplicable.
Imprescindible.

martes, 13 de septiembre de 2011

Oz y yo



Descansa su cabeza sobre mis piernas y mis dedos se pierden en su pelo negro
y pienso en él desde fuera, como si nunca le hubiera visto,
como si nunca le hubiera mirado a los ojos.
Qué vamos hacer con nuestros 10 años.
Los llevamos a cuestas como si fuera nuestra maleta,
llena de fotos, velas y alguna colilla aplastada.
Trago saliva entre beso y beso
y recuerdo inexacto el sabor de tantos cafés que apuramos
inverosímiles en mesas redondas como el universo.
La vida escapa insatisfecha y yo te ruego al oído
que no te vayas, como tantas veces...
Mi león cobarde, desvalorizado.
¿Crees que Oz te concederá tu deseo?.
Yo te lo daré todo, lameré tus heridas,
me beberé tu semen.

martes, 6 de septiembre de 2011

Angels


Las cucharillas tintinean contra las tacitas y los platos, abro el grifo y el agua moja mis manos, resbala por ellas refrescándome. Una a una las acaricio con el jabón, las froto bien y la espuma sube, uniéndose con pequeños estallidos a la melodía. -¿Cómo se bañan a los bebés?- sujetas entre tus manos un muñeco negro totalmente desnudo y lo dejas en el lavabo como si fuera su cama. - En unas bañeras especiales para bebés y hay que bañarlos con mucho cuidado porque son muy pequeños y es muy fácil hacerles daño-. Acaricio tu pelo que como siempre está enredado y te quejas malhumorada apartando la cabeza. Te das la vuelta y me rodeas la cintura desnuda enterrando tu cara en mi pecho. -Uummmmmmm, te quiero- me dices. -Yo más- te digo.