viernes, 21 de octubre de 2011


El colegio huele a virutas de lápiz y a plastelina, nada más entrar me da la bienvenida. Yo he estado aquí, pienso, aunque sea otro colegio, aunque esté a 800 kilómetros.

6 comentarios:

Sergio dijo...

Aunque la foto es muy bonita, resulta una pena la imagen decadente de un lugar que se recuerda con especial cariño.

Ricardo Miñana dijo...

Muchos recuerdos trae ese colegio,
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

inma ortiz dijo...

ya, pero me encantaba la foto. gracias a los dos y buen fin de semana.

claudia dijo...

Me gusta ese recuerdo. Besitos Inma

Espérame en Siberia dijo...

Claro, si es que las escuelas son todas las mismas, jijiji :P

Besitos, ¡encanto!

♥ Anabel ♥ Salvando a Julieta dijo...

Cómo me gusta ese olor! Es como si de pronto nos teletrasportara de nuevo a la infancia... :)