jueves, 29 de diciembre de 2011

en el país de las vacas sin ojos



Ser mujer no es un problema para viajar sola por la India. El problema es ser persona.

Al contrario, siendo mujer y vistiendo el sari, las mujeres se acercarán a mí y ellas, que pocas veces hablan inglés, porque pocas veces van a la escuela, hablarán con sus sonrisas, me arreglarán el sari, esa prenda casi imposible de poner sin alfileres, ni nudos, sostenida en el aire como un milagro que sólo una mujer india sabe hacer. Ellas lo harán por mí todo el tiempo. Me darán a sus hijos para que los alce en brazos y me descubrirán que ser mujer es una raza universal, una raza de oprimidos que hace crecer la hierba y salir el sol. La raza que consigue en todo el mundo que los niños lleguen a mayores.

EN EL PAÍS DE LAS VACAS SIN OJOS

Eugenia Rico.

1 comentario:

Sergio dijo...

Dicen que la mujer más elegante del mundo es la india. Probablemente sea así, vestir con un sari y lucir esos colores en uno de los países más pobres del mundo no es tarea fácil.
Nunca he estado en India, debe ser una gran experiencia.