sábado, 3 de marzo de 2012

PROMETERTE


Hoy
que ya no me da miedo mirar en tus ojos
para descubrir que cambió tu nombre
que comiste y digeriste las sobras de este plato fuerte...
hoy no me da miedo
descubrirte dentro de otra camiseta,
tu pecho escuálido, tu ombligo doblando tu cintura
tus brazos de ramas de árboles caídos
sin sostener en un delirio apenas el abrazo.
Y tumbado ahí podrías parecerte a él
y yo podría parecerme a ella
y podríamos otra vez surcar el mar
antes de naufragar en la miseria.
Hoy
que ya no me das miedo
que no me asustan tus silencios
que no me hieren los besos que no has dado
podría prometerte que te amo.
Pero te amo.
Aunque no sé si te amo a ti
o te amo a él
o te amo a mí.

3 comentarios:

Sonia dijo...

te amo es esa confusión de pronombres,cuando se ha perdido el miedo, y toda promesa es posible. Bello, poema como un viaje para surcar el mar...Besos
Te dejo un enlace...antiguo, pero renovado.
http://levedadelsigno-ser.blogspot.com/

Lucas Fulgi dijo...

Todo el mundo tiemblan. Todo cambia de lugar y ya nada es lo que era y nadie es quien era. ¿Te amo todavía?

Rey del viento dijo...

Me encanta la rotundidad con la que reflejas unos sentimientos que en sí mismos son hermosos, pero contradictorios.

En cierto modo es como si tus palabras bailaran con vida propia, sobre todo en los versos finales, me ha encantado de verdad.