miércoles, 28 de marzo de 2012




Tocándote compruebo que no estás,
acariciando tu pelo negro
con tu mirada clavada en el suelo.
Sin ese adiós que no pronuncias
y que yo he dicho tantas veces.
El tiempo me canta al oído
notas de vacío en melodías de futuro,
me promete que bailará para mí
desterrada ya de este cuerpo
hecha por fin un motivo.
Nacer del pretérito más imperfecto
para pronunciar tu nombre
y no tragarlo en mi calada suicida.

Sonarán unos pasos en la calle
y no volveré la cabeza.

5 comentarios:

Sonia dijo...

el tiempo canta, para que renazcas, en un presente absoluto donde haya miradas de frente, no sonidos de pasos. Abrazos Inma

Rey del viento dijo...

Una profunda tristeza y una ternura que conmueve la sangre; esto es lo que siento al leer esta hermosa composición.
Son mil emociones y dudas, expresadas de un modo tan visceral y romántico, al mismo tiempo, que nos mueven a buscar en nuestras propias emociones el recuerdo de esa sensación.

Marian dijo...

@

Marian dijo...

Verás que pronto estaremos tiradas en la arena, cara al mar, con el son pegado al cuerpo recordando lo duro que fue el invierno. TQ

♥ Anabel ♥ dijo...

Y cuando lo consigas, cuando logres no volver la cabeza buscándole a él, descubrirás que por fin todo ha pasado... ¿Cuántas veces habremos recorrido esa misma calle buscando con desesperación el sonido de sus pisadas? :(
Precioso aunque triste, como las bellas historias de amor... Pero pronto encontrarás tu final feliz.
Un besito