sábado, 17 de marzo de 2012

a u s e n c i a

quédate.
Una hormiga se ha equivocado
de camino
sube por mi dedo meñique
directa al corazón.
El sol me está dando latigazos
en las mejillas y en las manos,
me suenan las tripas
pero no sé cómo cocinar
esta realidad.

quédate.
Encontré la casa
cuando ya había gastado
las suelas de mis zapatillas
y las traía llenas de arena.
Hace frío hoy ¿no?.

quédate.
Cierro los ojos ante la duda
y dejo que el día me bese,
que se muera en tu ausencia.
Que sea mañana
quien venga a recogerme.

1 comentario:

DANI dijo...

Es como una canción. No conoces a nadie que le pueda poner unos bonitos acordes??

Besazos enormes