jueves, 26 de abril de 2012

Te vas cada  noche como el que vuelve a casa
en una huida azul sin neón ni cascabel.
Te vas como el que regresa
en una excusa imposible
sin mejillas sonrojadas.
No ves tras tus pasos
apagarse las luces,
cerrar las ventanas,
echarse una sábana encima
como quien se echa un abrazo.
Ver caer el día en pedazos insomnes
con su amarillo veloz
atravesando los cristales.
Pasarás una vida fuera cada noche
como quien vive aquí.
Y yo pasaré otra noche limpia
como quien sueña que te ibas.
O tal vez que regresabas.

2 comentarios:

Sonia dijo...

"pasarás una vida fuera cada noche" bellísimo verso, para irse o regresar

Ricardo Miñana dijo...

Hola guapa, mas vale que sea un sueño y pase la noche a tu lado,
escribes hermoso paisana.
feliz fin de semana.
un abrazo.