sábado, 5 de mayo de 2012

Creerme licencia, promesa, fruto.
Creerme un siempre, ávida tierra,
campos de almendros.
Creerme tu descanso, tu huída, tu llegada.
Tu destino.
Ítaca perfecta.

5 comentarios:

jonceltic dijo...

Ojo, cuando nos creemos imprescindibles es cuando los dan los disgustos más grandes...

Sergio DS dijo...

Itaca es un viaje imprescindible en la vida de cada uno.

Sergio DS dijo...

Imprescindible hacerlo, cuestión de experiencia vital...

http://superehore.blogspot.com.es/2010/08/itaca.html

:)

José Céspedes dijo...

O simplemente dejarse llevar por la suavidad de tus maravillosos versos.

DANI dijo...

El mundo es un precioso viaje :))

Besazos enormes