domingo, 3 de junio de 2012

domingo



El malabarismo del domingo me retuerce en la cama
y somos como el yin y el yang.
Tú negro y yo blanca,
nos vestimos en silencio de mi rutina
y desayuno la desgana de seguir a la semana
intuyendo sin esfuerzo lo que nos espera.
Te has creído normal
pero no hay un domingo como este.
Éste es diferente.

Foto de Marián Patón.

No hay comentarios: