miércoles, 31 de octubre de 2012

YO



Convivir en este código binario
me enfría los pies
cuando tú siempre eres el "uno".
Y descubro que no soy del todo yo
que parte de mi cara, de mis manos
son un poco tú.
Que poseo cosas que no sabía que tenía
porque era en ti donde las había visto.
Porque no soy del todo yo la que te ama
y eres un poco tú
el que siempre te observa desde la intersección
de dos palabras, ceros, unos.
Y yo no puedo deshacerme de mí
porque no sé si estoy lista
para ser un pronombre personal.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Te encontré
cuando aún el mundo no existía
y las noches y los días
no atendían a leyes naturales.
Cuando apenas distinguías entre
si estábamos 
o éramos.
Y ahora que los meses tienen nombres
y marcamos con agujas nuestro tiempo
quieres hacerme creer que tú ya estabas.
No.
Te saqué del pálpito del universo
y dosifiqué para ti la evolución.
Tú no sabías que a nosotros
se nos llamaba mundo.
Y ahora seré también la puerta
la que quieras abrir
o la que quieras cerrar
para quedarte.

lunes, 8 de octubre de 2012


Bueno
que la tarde caiga tostada
encima de la mesa del jardín
y que la humedad no deje secar
las gotas de rocío de esta mañana
no deceleran
esta vagancia de irme de tus brazos
y aunque todo el día haya oscilado
de un luego a otro
no hace que me entre la prisa
de abandonarte
de dejar de abrazarme a la almohada
con mi nariz rozando tu pelo.
Se puede el mundo volver hacia nosotros
que no querré salir de estas cuatro esquinitas
porque la vida me ha dejado sola
con el trocito de sábana que te negocio
y me basta con eso para ganar mis batallas.