sábado, 2 de febrero de 2013

No me importa qué piensen de mí
tus miembros y mi conciencia,
no me importa el tiempo que me lleve
construir el caos que nos destruya
porque será ya, por fin, lo que yo quiero
y me vaciará de gris la certeza del anónimo.
Saber que "adiós" es una salida de emergencia, 
una verdad que llenará de azul el mundo. 

Foto de María Gorrea

7 comentarios:

Sergio DS dijo...

Hay adioses que son necesarios,

(ando enganchado al apalabrados, a propósito de tu foto)

bixitoluminoso dijo...

Hola Inma.

Espero que digas adios a esa cosa/momento/persona que en tus textos deja un aire de melancolia tan tuya y profunda.

Un saludo.

la quiltra dijo...

a veces el caos sólo genera adioses y son como un salvavidas!!!
saludos y entretenido tu blog

María Socorro Luis dijo...


Hola Inma. Me gusta tu poética.

Gracias por tu visita. Me ha encantado conocerte.

Hasta pronto. * Soco

Sonia dijo...

brillante final, me quedé pensando en una escalera, de esas que te salvan la vida...Amo el azul, me encantó este poema. Saludos Inma

S. dijo...

La palabra Adiós es un nido repleto de alacranes.

hombrepez dijo...

Todo adiós es un principio.

Me gusta leerte.