viernes, 26 de abril de 2013

No saben de nosotros
las cosas
si te fuiste o si regresas 
si esperan o resisten.
No saben qué destino tomamos
si las olvidamos en la huida
o son la recompensa
si nos llenan o vacían.
Las cosas no lo saben.

***
Allí quedó
tendida, arrugada, vencida
la nota
como las flores en un cementerio,
almibarando un ambiente rancio
impregnado de silencio y clavel.                                                   
Fotografía de María Gorrea.

3 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Me imaginé las cosas que quedan sangrando cuando el amor se va a la mierda, luego los féretros.

Besos Inma.

Sergio DS dijo...

Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere, me qu...

Jo dijo...

entre un c;umulo de cosas a veces quieres lanzarlas al vacio ... como si con ello te desquitaras
pero si se rompen o salen volando por la ventana

tu lloras...