martes, 22 de abril de 2014

Como te dije antes,
no se puede meter océano en azul.
No me cabe, en serio.
Al intentarlo se queda en una palabra y no es suficiente.
Ya me ha pasado otras veces,
como cuando intenté meter cuerpo en beso
o sexo en comida
o mundo en tú.

martes, 8 de abril de 2014

Uno menos uno igual a todo

Solo podría decírtelo desde otra persona,
sin que fuera yo.
Sin que yo supiera que lo estoy diciendo.
Como si lo escuchara en una voz desconocida
y que no fueras tú
al que menguara mis palabras.

viernes, 4 de abril de 2014


Habrá pasado la brisa alegre
enmarañada en la melena de los 20 años,
tal vez la palabra
con el cuerpo de un gajo, se deshaga en otra boca,
alimentando otra idea.
No importa que ya no sea,
que desaparezca en el mundo
como me dejo caer la sábana por encima
de noche en el verano.
Porque siempre pasa y todo queda
en el poeta, entre los dientes,
en la rabia de seguir.